Modest Mussorgsky. “Cuadros de una exposición”. Parte 5. “Bydlo”

*Los números rojos le llevarán
a los fragmentos musicales

Esta pieza es también parte de dicha obra, donde, en general, no se pueden hacer grandes errores de interpretación. Lo único, por supuesto, es que aquí necesitas una gran representatividad.

Y, de nuevo, si en la pieza anterior los niños eran pintados en una forma de acuarela muy fina, y, en general, los niños allí son exclusivamente sin ahondamiento psicológico especial, solo una pincelada muy sutil, sin embargo, en esta obra se requiere cierta generalización de lo psicológico.

Bydlo.

Desde el polaco en la traducción, por supuesto, fue tomado de polaco, es ganado. Nuevamente, necesitamos ver de dónde viene el material.

Modest Petrovich, obviamente, conscientemente, y, quizás, inconscientemente, es difícil, por supuesto, analizar la mente y el alma de un genio – que es consciente e inconsciente – pero, en cualquier caso, vuelve su mirada, geográficamente, hacia Polonia. Porque tenemos bueyes enyugados a un carro muy torcido [1:38], aquí es un tema menor, muy triste.
¿De dónde nace este tema?
De nuevo, hay una conexión de raíz, conexión popular, comunicación de calle, si quieres, real. Es el enlace de un músico popular, no en el sentido figurativo, sino en el sentido literal, de la tierra, del campesino, de los cuentos de hadas, bylinas, tabernas, todo lo que implica la raíz de la existencia del pueblo, Genesis.

Esta es una canción popular típica y compasiva del siglo XIX, y tal vez incluso antes. Y las raíces de esta melodía van a la canción compasiva folclórica bielorrusa sobre una codorniz con patas enfermas. [2:51]

Si alguien de la generación anterior recuerda a nuestras abuelas cuando éramos muy jóvenes y nuestras abuelas eran muy viejas, ellas recordaban estas canciones. Y cuando nos cansamos de los pies de la caminata, cantamos esas canciones.

Y ahora, consciente o inconscientemente estas compasivas canciones bielorruso-polacas pasaron por la mente de Modest Petrovich. Esta maravillosa imagen proviene de allí.

Cuando ve a estos bueyes tirando la terrible carreta con ruedas en los barrancos, los pensamientos del verdadero artista se mueven en nuestra vida, el triste destino que nos obliga como animales, nos dobla desde el principio hasta el final.

Era relevante para Modest Petrovich, porque a diferencia a Tchaikovsky no recibió ayuda financiera que le habría permitido existir, mientras que Él también quería crear la música.

Su trabajo del servidor civil tomo mucho tiempo, lo lleno de todo tipo de sensaciones negativas sin fin, tomo toda su vida y su talento.

De ahí el alcoholismo, de ahí su descuido, su depresión permanente, lo que explica porque nos ha dejado tantas pocas obras musicales.

El Señor no le regalo ninguna ¨Von Meck¨, mientras que las personas con gran talento, los genios necesitan patrocinadores.

Es por eso que sus pensamientos cambiaron en su terrible destino. Quizás se imaginó a sí mismo, y su destino de trabajar duro hasta el final de su vida.

Y eso es lo que lo que sucedió. Murió así, de un ataque de apoplejía, seguido por otros dos. Cayó sobre la alfombra de su sala de estar, intentó levantarse, cayo de nuevo, de nuevo trato de levantarse, y volvió a caer. Nunca se levantó de nuevo.

Por supuesto, todo esto está en su música. Es por eso lo que en lugar de examinar esta pieza paso a paso, medida por medida, simplemente voy a tocarla toda, completa.

Ustedes mismos lo entiendan y escuchen. [5:41 – 9:02]

Así es este interesante boceto musical, popular y trágico.

Aconsejo a todos los intérpretes que eviten tocar esto de una manera uniforme, porque los barrancos de la carretera de este carro desvencijado son también los barrancos de la vida.

Desde aquí podemos saltar al ¨carrito de la vida¨ de Pushkin.

En pocas palabras, es pura psicología y filosofía. El drama de la vida.

Especialmente dado que probablemente hayas notado donde nuestro carro se ha atascado, es por supuesto la sugerencia de Mussorgsky (9.46 -9.50)- quien marca pequeñas pausas para indicar donde caerá el carro en la zanja. Los músicos deben exponerlo de una manera obvia y expresiva.

Y luego es simplemente el carro desde diferentes ángulos: se acerca, se aleja, está aquí, está allá, pasa junto a nosotros.

Por supuesto, todo esto tiene que ser extrapolado en nuestras vidas y de una manera u otra en nuestro pesado destino. No siempre es comparable al de los animales, pero el del humano tampoco es fácil.

Después de esta tragedia la cara de nuestro gran moderador Modest Petrovich expresa algo totalmente desconocido antes: [10:38]
le doy una indicación, si aún no lo ha adivinado antes, aunque esto es bastante simple – la transparencia y registro muy alto. [10:58]  Tal vez no estarán de acuerdo conmigo, probablemente les harán sonreír, pero eso es una lagrima. Modest Petrovich lloró aquí por estos pensamientos.

Creo que estará de acuerdo conmigo cuando se ve cómo cambia la armonía: [11:21] – intervalos puros, en un estado limpio que nos invade.

Sí, por supuesto, es una lágrima triste y luminosa. [11:43]

Luego hay reflexiones obvias sobre lo que acabo de hablar. Como si Él dice: ¨Sí, nuestro destino es difícil, la vida es difícil¨. [12:02]
Nuestra vida es dura, el destino es difícil….

Vale, es así, como diría un buen dramaturgo, [12:35]
Él sonríe anticipando el resto. [12:44]

Y más allá habrá una pieza digna, gamberra obra musical, dedicada a los pollos.

¡Adiós, hasta la próxima!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s