Modest Mussorgsky. “Cuadros de una exposición”

Para entender realmente a fondo la música sería necesario conocer bien el curso de los pensamientos del compositor y saber exactamente la série musical- artística de las imágenes con las cuales el compositor ha creado su obra.

Sobre todo, es muy importante en el caso de la obra tan épica y autobiográfica como “Cuadros de una exposición” de Mussorgsky.

Creo que es necesario compartir con los oyentes mis conocimientos sobre esta pieza y el significado de su narración musical.

“PASEO” (PROMENAD)

Aquí Modest Petrovich nos presenta su autorretrato musical. El tema principal coincide con el estado de su mundo interior. El identifica su estado de ánimo con el coral ruso. Toda la obra está dedicada a diferentes rasgos característicos del autorretrato del autor. En todas partes, donde a lo largo de esta pieza va a aparecer el tema principal o sus entonaciones, será la aparición del autor. En diferentes estados de humor. Son diferentes porque el tema va a variar en menor, en mayor, en los registros totalmente diferentes, en diferentes caracteres y sonoridades, conforme al drama de la narración.

“GNOMO”

En esta pieza Mussorgsky refracta a través de su conciencia nacional la imagen del gnomo europeo (del cuadro de Hartmann) y presenta en su música los bosquejos y las imagines del “gnomo ruso”. Ya que ésta imagen no existe en la mitología rusa, él se refracta en el nacional suelo ruso en diferentes bosquejos musicales de los personajes de folklore ruso, las imagines de “Espíritu maligno”.

PASEO – el autor, en buen estado de ánimo del carácter “swing”, pasa y nos lleva al próximo Cuadro.

“EL CASTILLO VIEJO”

Mirando al bosquejo del castillo italiano medieval Mussorgsky da una imagen triste de una vida pasada, que alguna vez estuvo en este castillo y revivió en su imaginación. Esta melodía maravillosa está basada en los motivos populares de las tarantelas italianas, la napolitana en particular. Toda la pieza va al acompañamiento de tamborinos en voz baja. Están simbolizando la danza, luego el pulso del tiempo o la campana fúnebre. La imagen musical, surgida en el alma de Mussorgsky, termina con el triste grito de despedida del autor. Es fácil interpretarlo como “Adiós la vida”.

PASEO – el autor rompe la narración triste con su apariencia vigorosa, parecida al rock moderno.

“TUILERIES”

Es el bosquejo de los niños jugando. Ellos corren uno tras otro, juegan (“gorelki – piatnachki”), en la parte media de la pieza oímos y “vemos” al fugaz y ligero “romance de niños”. La pieza termina con las carreras de los niños, igual como al inicio.

“BYDLO”

En esta pieza trágica el autor lleva una conexión alegórica entre la imagen en el cuadro de Hartmann – los bueyes enjaezados en un carro y el pesado destino humano. Proyectando su vida dura en el “yugo eterno”, en el que metafísicamente le presentó el signo de la vida, su propia y universal.

PASEO – al inicio el autor, bajo la influencia de una emoción pesada, no puede contener las lágrimas. Luego, sigue hablando sobre la dura vida de hombre, poco a poco cambia de humor y convierte todo en una broma, llevándonos a la siguiente, realmente burlesco cuadro.

“BALLET DE POLLITOS EN SUS CASCARAS”

En esta pieza cómica brillante vemos los bocetos de sonido más realísticas de un gran gallinero. La escena termina con un grito de un gallo.

“DOS JUDIOS”

El conflicto perpetuo entre un rico, pomposo y un pobre, humillado. Dos hombres – dos extremos de las relaciones humanas, “pintados” brillantemente en el colorido de judío.

PASEO – el autor lleva el drama a la parte final y nos demuestra su persona en un autorretrato ampliado, igual como en el comienzo, pero fortalecido internamente.

“LIMOGE”

Es el segundo humoresco después del “Ballet de pollitos”.

Es el fantástico, irónico retrato de estupidez humana y ociosidad. Un mercadillo enorme participa en chisme y borbota de una absurda “actividad verbal sin ningún sentido”. Esta pieza es la esencia de humor en la música.

“LAS CATACUMBAS”

El autor se pinta a sí mismo en los pensamientos más difíciles y tristes de la muerte. Al final de la pieza se explota con desesperación. Luego cae en el “mundo de allá”, donde se encuentra con su amigo fallecido. Al final de la pieza llega la paz de la iluminación espiritual y la tranquilidad.

“BABA YAGA”

Es el retrato del mal ruso. La apoteosis de todo lo oscuro, avieso, vil y agresivo que Mussorgsky ve en la naturaleza de una persona rusa. La pieza que personifica el mal precede la siguiente pieza final – la salida a la “luz eterna”.

““LA GRAN PUERTA DE KIEV””

Aquí volvemos a ver el autor en los sonidos del inicio de la obra, vencido los temores y las adversidades. Del horror de la muerte, la agresión del mal, la mezquindad, las dificultades de la vida, el autor sale a la luz y asciende en espíritu al lugar donde no hay nada más que la luz. Allí no existe el mal. Allí ha ganado el bien. Oímos como el autor expresa su creencia a través de corales eslavas de oración, campanadas ortodoxas. Finalmente, el propio autor aparece en la imagen de la campanada de oro sonando. Su tema (“Paseo”) suena en una campana sonando. Viene la apoteosis del bien y la felicidad.

La conferencia completa sobre el contenido de los “Cuadros de una exposición”

Traducido por  Ludmila Lubovskaya

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s